Fuente. Marta Benedet

La capacidad de un equipo para trabajar bien en conjunto depende a menudo de su sentimiento de unidad. Una dinámica de cohesión grupal ayuda a desarrollarlo. La cohesión del grupo permite que un grupo trabaje colaborativamente y supere el conflicto, encontrando en él oportunidades de crecer.

Cuando se trabaja desde este enfoque, se logra que el equipo emerja como un grupo más fuerte y sólido. En el medio y largo plazo, hay que tener en cuenta que la cohesión del grupo es un factor que también influye en los miembros del equipo facilitando encontrar una solución al conflicto y preservar las relaciones que se han establecido.

¿Cómo afecta la cohesión a un grupo humano o equipo de trabajo?

Para comprender mejor la cohesión y el clima, conceptos que están muy relacionados y que a su vez influyen en la motivación y la productividad, podemos examinar dos tipos de cohesión de grupo laboral y social:

  • La primera se refiere al compromiso de los miembros del grupo con el propósito y las actividades que les han sido designadas como equipo.
  • La cohesión social hace referencia a la alineación e integración entre los miembros del grupo.

Se puede observar que, cuanto más cohesivo es el grupo, mayor es la conformidad de los miembros con las normas establecidas, menor la frecuencia de aparición de conflicto y su gravedad y más alto el nivel de compromiso con los objetivos compartidos.

¿Qué es una dinámica de cohesión grupal?

No es fácil construir grupos efectivos en el trabajo y, de hecho, se trata de una habilidad que muchos líderes a menudo practican para mejorar. La dinámica de cohesión grupal ayuda a tres niveles:

1. Alineación de planes. Cuando cada persona entiende hacia dónde avanza el equipo y por qué, están alineados. La alineación garantiza que no haya ambigüedad y que todos puedan marchar en la misma dirección. Esto alivia la tensión y ayuda a crear una dinámica de equipo sólida. Puede fomentarse esta alineación definiendo planes, obteniendo la aceptación temprana de los líderes que implementarán los planes y comunicando el progreso regularmente.

2. Transparencia en el progreso. Cuando un equipo trabaja en conjunto, inevitablemente surgirán problemas. Será necesario abordar los imprevistos. Para solucionarlos es fundamental que el equipo sea transparente sobre el progreso realizado y los baches encontrados. Esto debe compartirse en reuniones de equipo semanales y actualizaciones de estado por escrito.

3. Rendición de cuentas por los resultados. Un equipo construye una buena dinámica de cohesión grupal cuando sus miembros confían unos en los otros para cumplir. La construcción de una cultura de responsabilidad asegura que todos se mantendrán en un alto nivel de compromiso. Esta confianza y comprensión mutua beneficia a los miembros del equipo de manera individual y también como unidad.

En la empresa, la cohesión grupal a menudo se mide mediante cuestionarios que son una forma excelente de tomar el pulso a la plantilla. De hecho, las encuestas de este tipo proliferaron en los meses de confinamiento, ya que empresas que nunca antes habían probado el teletrabajo adoptaron acuerdos de trabajo flexible con su plantilla

Mensaje

Cras non nulla est. Quisque consectetur rhoncus semper. Morbi enim nulla, luctus vitae orci vel, pellentesque accumsan mi. In pretium at nisl nec elementum.

Información de contacto

Camino terrenal 123. España

+34 672195914

info@icdiconecta.com

https://www.icdiconecta.com/